En un Superclásico con muchas emociones, Boca y River igualaron 1-1

En el encuentro que se disputó en la Bombonera sin público, ni River ni Boca se sacaron diferencia. Hubo un gol y un expulsado por cada lado y como siempre lo viviste por Radio Pasión y Deporte.
En el clásico N° 253, los dos equipos se llevaron un punto (Créditos: AS Argentina)

Una nueva edición del apasionante Superclásico es lo que nos han entregado los dos equipos. Cambiante y con situaciones insólitas, lo cierto es que Boca y River finalizaron el encuentro en igualdad 1-1. Un empate que no le sirve de mucho a ninguno, pensando en la clasificación a la siguiente fase de la Copa de la Liga.

A priori, quiénes iban a integrar el XI inicial de cada equipo era toda una incógnita. Tanto Russo como Gallardo decidieron no mostrar sus cartas a la hora de dar los equipos. Pero particularmente los rumores desde el xeneize no eran nada alentadores: Edwin Cardona no se recuperaría de su molestia muscular y finalmente, no estuvo ni en el banco. Esto obligó a Russo a improvisar con una línea de 5, mientras que desde River la única novedad fue el ingreso desde el arranque de Agustín Palavecino.

Desde el inicio del encuentro, River presionó muy alto en la salida, lo que llevó a algún que otro desajuste en la defensa xeneize. Sin embargo, no hubo ninguna situación de peligro. En cambio, Boca esperaba agazapado alguna contra de Villa y Tévez, mientras que para River los pelotazos a los costados eran su principal arma.

Con el pasar de los minutos, Boca empezó a sentirse más cómodo y a River se le dificultaba generar peligro en el área contraria. De hecho, la única jugada de riesgo fue cuando Andrada salió tarde a cubrir un tiro de De La Cruz y Lisandro López tuvo que despejarla antes de la línea.

Pasada media hora, Boca ya encontraba espacios en el campo de rival y es en ese momento cuando Capaldo es derribado dentro del área desde atrás por Paulo Díaz, luego de un excelente pase de taco de Tévez. Villa ejecutó al medio del arco y Boca se ponía 1-0 arriba. El xeneize aguantó bien los últimos minutos del primer tiempo y se fue ganando al entretiempo.

Villa, de penal, ponía el 1-0 parcial (Créditos: Diario26)

El comienzo del segundo tiempo fue completamente diferente de el del primero. Boca generó chances como para agrandar la ventaja pero Maroni en la primera definió mal y por arriba; y luego en un rebote que le quedó a centímetros de la línea el ex-Talleres no pudo llegar a puntear la pelota.

Para colmo, 5 minutos después, un centro enviado desde la izquierda por Angileri encontró la cabeza de Agustín Palavecino. El flamante refuerzo se tiró en una palomita espectacular que depositó la pelota dentro del arco, lejos de Andrada. Y encima prácticamente en el mismo minuto, Zambrano hacía una falta que le valía la segunda amarilla y la expulsión. Boca pasaba de ganar y dominar a empatar y quedarse con uno menos.

Pero River a pesar de tener algunas chances no logró imponerse y quedaría también con 10 jugadores luego de la expulsión de Casco a los 33′ del segundo tiempo. Y faltaba la jugada más insólita, que se dio sobre el cierre: Girotti desbordó a Rojo, tiró un centro que se desvió en López y justo antes de ingresar al arco, la pelota dio un pique extraño y se fue por el costado, Borré quiso rematar en el rebote pero no le quedó el ángulo suficiente.

Tello dio el pitazo final y quedaron empatados en uno. Con este resultado, River quedó sexto en su grupo con 7 unidades, mientras que Boca sigue cuarto y en zona de clasificación, con 9 puntos. Sin duda, fue un partido intenso e emocionante y dejó con mucho para analizar para ambos técnicos. Y como siempre lo viviste por Radio Pasión y Deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

P